Tipos de sistemas de control de acceso

El control de acceso a una propiedad es fundamental. En definitiva, es el sistema de seguridad que impide el paso a cualquier intruso y evita robos, destrozos, agresiones y sustos. Es mucho lo que nos jugamos, por ello hoy queremos explicarte con claridad qué tipo de sistemas de control de acceso existen, qué ventajas tienen estos sistemas de seguridad y cuál elegir según el tamaño del espacio, número de entradas, objetivos, distancias y número de usuarios.

Tipos de sistemas de control de acceso

Sistemas autónomos

Controlan una única puerta. Son perfectos si tan solo necesitamos un control de acceso básico que abra una única puerta, ya que con un único lector podremos dar de alta a los usuarios a quienes se les permitirá el acceso. Aportan sencillez a la hora de instalar y gestionar en el día a día.

Sistemas centralizados

Gestionan múltiples accesos a través de un sistema centralizado en el que se lleva un control de accesos y posibles incidencias. Los lectores son conectados entre sí en una o varias unidades centrales recopilando toda la información necesaria para garantizar la seguridad del espacio. Los sistemas centralizados son idóneos para proyectos medianos y grandes en los que se requiere un control de acceso múltiple.

Sistemas distribuidos

Controlan varias puertas desde un mismo puesto mediante tecnología de radiofrecuencia, siendo un sistema de seguridad adecuado para un proyecto de cierta entidad en el que se precisan varios dispositivos en localizaciones variadas. Los sistemas distribuidos no necesitan cableados y son muy apropiados, por ejemplo, para una empresa con múltiples entradas o una urbanización con diferentes puntos de acceso.

Dispositivos periféricos

Teclados, displays, cerraduras de seguridad, tarjetas de proximidad, TAG, MIFARE, banda magnética, chip o combinado de formatos.

Sistemas biométricos de control de accesos manos libres

Es el ámbito donde más está evolucionando la tecnología: dejamos fuera las manos y buscamos el libre acceso mediante el reconocimiento de nuestra mano, de la huella, del iris o el rostro. Olvidamos tarjetas, códigos y demás contraseñas para abrir puertas y nos valemos de rasgos humanos que llevamos siempre con nosotros, garantizando el paso único y personal. En el caso del reconocimiento por iris, por ejemplo, bastaría con acercar nuestro ojo a 35 centímetros del lector para que este identificara nuestro iris y nos permitiera pasar, todo ello con la comodidad de no tener que utilizar las manos para nada.

Sistemas inalámbricos para el control de acceso

Garantizan una instalación rápida, cómoda y segura sin necesidad de detener la actividad y se adaptan a cualquier sistema. Al no necesitar cable, no requieren obra y su gran variedad permite encontrar la solución adecuada para cualquier situación o sistema de control de acceso.

Control de accesos en la nube

La nueva tecnología posibilita tener el control de los accesos de nuestra empresa o negocio en nuestro móvil, ordenador o tablet, de manera que tenemos un control total de lo que ocurre en estos espacios, pudiendo abrir o bloquear puertas o saber si hay cualquier problema al instante. Esta tecnología permite administrar permisos desde la web o desde una aplicación en tiempo real con un panel de control muy sencillo e intuitivo.

Como observas, la tecnología avanza a grandes pasos en la vigilancia y control de accesos, aportando novedades casi a diario. Por ello, te recomendamos que estudies con detenimiento qué es lo que realmente necesitas y qué opción se adecua mejor a tu empresa o situación. Desde Prodein, podemos ayudarte a detectar esas necesidades e identificar la fórmula perfecta para garantizar un control de acceso eficaz y seguro.

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete ahora para recibir novedades en protección contra incendios y sistemas de seguridad.

 

Quiero la newsletter

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios